¿Que es Otohematoma en perros? Veterinaria y Sanidad

El hematoma del oído de perros y gatos se refiere a la acumulación de fluidos o sangre entre la piel y el cartílago de la oreja o pabellón auricular de la oreja.

Se trata de un problema común en el oído de nuestras mascotas, en especial en los perros de orejas larga.

Ciertos problemas subyacentes del oído como alergias, parásitos y las infeccione están asociadas con un hematoma del oído.

Entre las causas más comunes de estos hematomas tenemos, sacudir mucho la cabeza, en un esfuerzo de aliviar la picazón resultando en vasos sanguíneo rotos en el interior del pabellón auricular, lesiones por el rascado excesivo y traumas.

Entre los signos clínicos principalmente podemos presenciar una inflmación dolorosa con fluido contenido en el oído externo, picor lesiones en la piel, alopecia(caída de cabello), todos los cuales pueden ayudar a establecer un diagnóstico.

Es esencial el cuidado adecuado del área ya que de lo contrario puede causar deformidades permanentes en el oído del animal.

El método más efectivo para tratar la condición lo es el drenaje quirúrgico del hematoma seguido por el relleno de la cavidad con glucocorticoides. Cualquier otra causa subyacente debe ser diagnosticada y tratada adecuadamente para evitar que se repita la condición.

Te puede interesar  Sujeción y derribo de Equinos - Veterinaria y Sanidad

Drenaje del contenido del otohematoma en el perro

Sin entrar en los detalles del procedimiento quirúrgico, que se pueden consultar, en forma más extensa, en la bibliografía especializada, se describen a continuación, distintas formas de resolver un otohematoma, desde el punto de vista de la clínica diaria.

En todos los casos se realiza una limpieza profunda del pabellón auricular y del conducto auditivo externo, siempre bajo sedación, ya que ésta facilita la exploración, limpieza y posterior drenaje del contenido.

Salvo excepciones, nunca se rasura la parte externa del pabellón auricular, por las molestias que origina al salir el nuevo pelo que podrían llamar la atención del animal y comenzar con un nuevo rascado o sacudida de la cabeza, por no desproteger la zona (sobre todo en verano), por la alopecia post rasurado que aparece en ciertas razas, y porque con una limpieza a conciencia con soluciones desinfectantes con efecto espumoso, previo a la desinfección se logran niveles de limpieza muy aceptables para la injuria mínima que representa, el paso de la aguja de sutura, para el epitelio sano.

Métodos de anular el espacio muerto del hematoma

Una vez realizado el corte para el drenaje, se pueden realizar puntos perforantes(siempre paralelos al eje mayor de la oreja) sin ningún tipo de complemento, con el objetivo de eliminar el espacio muerto donde estaba la colecta de líquido; se pueden utilizar dispositivos absorbentes ad hoc (video) como las esponjas de la casa Buster, ó bien, introducir pequeños recortes de drenaje para que la sutura asiente sobre el plástico y no sobre la piel directamente.

Este tipo de sutura (sutura con capitones), las utilizamos con mucha frecuencia en heridas que deben soportar una cierta tensión.

Te puede interesar  ✓ PRÁCTICAS DE SUJECIÓN Y DERRIBO DE ANIMALES - Derribo de Vacunos - Veterinaria y Sanidad

PUNTOS A TENER EN CUENTA EN LA RESOLUCIÓN DE UN OTOHEMATOMA

1. Diagnosticar y tratar el origen del problema.

2. En la mayoría de los casos, el otohematoma es consecuencia de una otitis no diagnosticada o mal curada.

3. No todos los otohematomas se originan en otitis. Puede existir fragilidad capilar o un traumatismo como causa principal.

4. Los otohematomas no se solucionan drenando el contenido con aguja y jeringa. Solo se dilata el problema.

5. Todos los otohematomas pueden recidivar si no se evacua el contenido a conciencia.

6. Para evacuar el contenido se debe realizar una incisión que no tienda a cerrarsecon el transcurso de los días.

7. Para evitar esto último, lo ideal es retirar una pequeña porción de los bordes de la herida y dejar que cicatricen por segunda intención.

Te puede interesar  Moquillo canino

8. Se debe proteger siempre la herida, al menos las primeras 48 hs con un vendaje y con collar isabelino, y solo con collar isabelino durante 5 a 7 días (hasta la extracción de los puntos como mínimo) ya que una muy buena cirugía y una técnica impecable, se puede transformar en un fracaso si obviamos los cuidados de enfermería posteriores.

9. Con el fin de evitar pérdidas de irrigación y colapso de los vasos principales, se debe tener en cuenta que la posición de los puntos siempre debe ser paralela al eje longitudinal de la oreja, y la tensión debe ser la mínima necesaria para mantener la piel interna en contacto con el cartílago.

Por último, es importante tener en cuenta que si el hematoma se organiza, el pabellón corre el riesgo de retraerse y producir una deformación permanente en la arquitectura normal de la oreja («oreja arrugada», «oreja de repollo», «oreja de coliflor»), de ahí la importancia de realizar un abordaje diagnóstico y terapéutico rápido y eficaz.

Salvo excepciones y criterio del veterinario, no es necesario la utilización de antibióticos parenterales, salvo aquellos que se utilicen en forma local para el tratamiento de la otitis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *